No me gusta la forma de mis dientes. ¿ Qué puedo hacer?

La forma de nuestros dientes nos puede disgustar, así como el tamaño, bien por su manera natural o bien por haber sufrido procesos previos como un traumatismo. Por la razón que sea, puede no ser de  nuestro agrado y lo queramos más acorde a la proporción de nuestra cara.

Si este es nuestro caso, nos podemos poner en manos de nuestro especialista para que nos dé una solución. En odontología esta especialidad se denomina estética dental

Lo primero que haremos, al valorar un paciente por este motivo, es un análisis facial y dental. Analizaremos todas las medidas y proporciones, para así poder realizar el diseño de la sonrisa.

IMG-9682 (1)

La estética dental nos permite llevar a cabo, entre otros, los siguientes tratamientos:

Carillas: Permite modificar la forma y tamaño del diente mediante un mínimo tallado del mismo, por lo que solo se pierde una cantidad muy limitada de esmalte, sin consecuencias negativas.

Las carillas pueden ser de varios materiales como composite, porcelana o disilicato de litio, que es una mezcla de vidrio y cerámica que proporciona una translucidez muy natural con una gran resistencia. Elegiremos uno u otro en función de la estética deseada y la resistencia que debamos conseguir.

Blanqueamiento dental: La finalidad de este tratamiento es conseguir conseguir el blanco natural de los dientes que se ha perdido con el paso del tiempo o bien por el consumo de sustancias que actúan como pigmentos naturales, como tabaco, café, té, etc. Es un tratamiento indoloro, mínimamente agresivo para el diente, y muy rápido en sus resultados.

Coronas de recubrimiento total: de porcelana u otros materiales. A veces, la carilla no es suficiente para modificar la forma de toda la pieza dental y puede ser necesario tallar algo más para colocar una corona o funda. Con ella conseguimos mejorar la forma y el tamaño, así como dotar de nuevo al diente de una eventual pérdida de estructura, por ejemplo por una caries o traumatismo.

Gingivectomía: Es un tratamiento quirúrgico muy sencillo que se realiza en el sillón dental mediante anestesia local. Mediante la gingivectomía, podemos recontornear el margen de la encía para, por ejemplo, alargar uno o varios dientes o reducir la exposición de encía al sonreír (sonrisa gingival).

Ortodoncia invisible: Con este tratamiento, conseguiremos alinear nuestros dientes de una forma invisible y cómoda.

En Maternatal Dental, nuestros especialistas estarán encantados de darte los mejores resultados de tu caso, ven a visitarnos.

 

 

Share:

Deja un comentario